Saltar al contenido
→ Enciclopedia de ornitología de 2019 ←

Loros

Podrías pensar que sabes lo que es un loro, pero ¿lo sabes? Aprende sobre las características del loro, su comportamiento, sus necesidades de cuidado y más. ¡Estos compañeros emplumados tienen más que ofrecer de lo que imaginas!

Cuántos tipos de loros existen

Qué es un loro

Los loros son aves de todos los colores que generalmente se originan en un hábitat cálido. Piensa en bosques tropicales, praderas, sabanas, regiones semiáridas e incluso islas. Algunas especies difieren y prefieren climas más fríos, como el loro Kea, que habita en las regiones alpinas de la Isla Sur de Nueva Zelanda. Los loros son mucho más que el estereotipo de “accesorio” pirata que a menudo se presenta en películas, libros y otros medios de comunicación. La mayoría de los loros son salvajes, pero la gente comenzó a mantener algunas especies como compañeras hace mucho tiempo. De hecho, el sitio web del zoológico de San Diego afirma que el primer relato escrito de un loro cautivo data del año 400 a.C. Estos increíbles compañeros aviares ahora se extienden por todo el mundo, viviendo en los corazones y hogares de personas de todo el mundo.

Los loros no son mamíferos. Su clasificación científica los coloca en la clase Aves, orden Psittaciformes, y la familia Psittacidae. A los loros a veces se les llama Psittacines. Hoy en día existen más de 350 especies de loros. Además de las diferentes variedades/mutaciones entre las especies, en fin, ¡que son bastantes loros!

Para ser clasificado como loro, el ave debe tener pico curvo. También deben tener pies zigodáctilo, lo que significa que cada pie tiene cuatro dedos con dos hacia adelante y dos hacia atrás; un poco como el pulgar y los dedos opuestos de los humanos. Esto le da a los loros la habilidad de manipular las cosas tan bien con sus pies.

Aunque los canarios, pinzones, palomas, tucanes, pollos y otras aves se mantienen como compañeros, estas especies no son loros. Estas otras especies se clasifican en órdenes distintas a los Psitaciformes de loros.

Los loros acompañantes varían en tamaño desde algunos de los pequeños tórtolos de 5 pulgadas hasta los grandes guacamayos, algunos de los cuales pueden medir 40 pulgadas de largo, de la cabeza a la cola. Los colores también varían según la especie. Algunos loros lucen numerosos colores, mientras que otros usan dos o sólo un color, como los loros Vasa. Y a veces el macho y la hembra de una especie se ven completamente diferentes, como el Eclectus.

Las aves de compañía son muy diferentes de los perros o gatos. Estas almas tan especiales traen una nueva dinámica a las vidas de aquellos que comparten sus hogares con ellos. Vivir con un loro es un viaje de descubrimiento sobre estos amigos emplumados y sobre ti mismo.

Además de sus alas y plumas, una característica importante de un loro es el pico. Los loros son muy hábiles en el uso de su pico, es casi como una mano para ellos. Lo usan para trepar, sostener y manipular cosas y, por supuesto, ¡para comer! Los picos crecen constantemente, y si la dieta y el hábitat del loro no ayudan a mantener el pico desgastado, debe ser recortado para prevenir el crecimiento excesivo.

Cuántos años viven los loros

Los loros tienen una larga vida útil en comparación con muchas otras especies de mascotas. Los pájaros pequeños como los periquitos y los tortolitos no se consideran mayores hasta los 6 años de edad, las cacatúas no son mayores hasta los 12 años de edad, y las aves grandes como las amazonas, guacamayos, cacatúas y grises africanos no se consideran mayores hasta que alcanzan alrededor de los 30 años de edad. Y los loros de todos los tamaños pueden vivir muchos años como adultos mayores. Esto significa que añadir un loro a su familia es un compromiso para muchos años. 

Los loros son aves, y las hembras pueden poner huevos sin importar si hay o no un macho; los huevos simplemente no eclosionan si no están fertilizados. La estación del año y el medio ambiente afectan la actividad reproductora. Consulte a su veterinario aviar para obtener información sobre lo que puede esperar con respecto a la puesta de huevos con la especie de su loro.

El cultivo de un ave es una bolsa de almacenamiento temporal que se encuentra a lo largo del esófago entre la boca y el proventrículo/estómago. El cultivo es útil, pero también está sujeto a enfermedades del cultivo o a la impactación.

Las aves tienen plumas que mudan. Esto significa que se necesitan nuevas plumas para reemplazar las plumas perdidas. Ahí es donde entran las plumas de sangre. Las plumas de sangre son plumas que crecen activamente. Son más cortas que las plumas maduras y tienen un tallo más suave que es rojizo, azul o negro cerca de la base en lugar de ser blancas. Si una pluma en crecimiento se dobla o corta, podría sangrar. A veces, las plumas de sangre se rompen y sangran si un ave se cae o se golpea dentro de la jaula. En este caso, tendrás que sacar la pluma de su raíz para que deje de sangrar. Pregunta a tu veterinario cómo manejar la situación si su ave sufre una pluma de sangre rota.

Los recortes de las plumas de las alas deben hacerse con cuidado. Nunca cortes las plumas de sangre. Es una buena idea dejar intactas las plumas a ambos lados de una pluma de sangre, lo que ayudará a protegerla.

Como se mencionó anteriormente, los loros tienen patas de zigodáctilo. Estos les permiten agarrarse y trepar. Las perchas son importantes para la salud de las patas de loro. Proporcionar numerosas perchas dentro y fuera de la jaula con el diámetro adecuado y varias texturas promueve una buena salud de los pies. También lo hace el mantener las uñas recortadas. El recorte regular de las uñas también minimiza los arañazos que puede sufrir mientras sostiene su loro. Su veterinario de aves o un peluquero profesional puede realizar el corte de uñas o mostrarle cómo hacerlo.

La parte superior de la cola de la mayoría de los loros tiene una glándula de dos lóbulos llamada glándula uropigia, también llamada glándula de preen. Se sabe que produce una secreción que los loros usan para asearse. La secreción reacciona con la luz del sol o la luz de espectro completo para producir la vitamina D3 que los loros ingieren durante el aseo. La vitamina D3 es necesaria para una buena salud. Algunas personas especulan que la secreción también ayuda a las aves a diferenciar el género de otras aves. Las aves pueden hacer que sus plumas sean resistentes al agua frotando aceites de su glándula preen en sus plumas, por lo que a menudo ven a un pájaro frotar su cabeza en la base de su cola y luego frotar su cabeza a lo largo de sus plumas. Los loros que carecen notablemente de glándula uropigial son las Amazonas y los guacamayos de los géneros Anodorhynchus y Cyanopsitta.

Los ojos de los loros se colocan lateralmente (de lado de la cabeza), lo que les da un mayor campo de visión pero también crea un punto ciego justo delante de su pico. También tienen visión monocular, donde sólo un ojo está enfocado en un objeto en particular.

Los loros también pueden contraer voluntariamente sus pupilas (lo que se conoce como pinzamiento de los ojos), mientras que nuestras pupilas y las de otros mamíferos se dilatan automáticamente a niveles de luz y algunos medicamentos. El pinzamiento de los ojos puede indicar el estado de ánimo de un loro; el pinzamiento rápido de los ojos generalmente indica excitación.

Cuál es el loro más popular

Si hubiera un concurso de popularidad entre los loros acompañantes, los principales contendientes serían las cacatúas, periquitos, yacos, conuros, cacatúas, amazonas, tórtolas, loros y aquellos del género Poicephalus, como los loros de Senegal y Meyer. La popularidad puede deberse al tamaño, la personalidad, el aspecto, las vocalizaciones o cualquier otro factor. Con tantas especies de loros como mascotas, la gente puede investigar y encontrar al compañero emplumado que mejor se adapte a su hogar y estilo de vida.

De dónde provienen los loros

El hábitat natural de los loros varía según la especie, sin embargo, muchos provienen de áreas tropicales o subtropicales de Sudamérica, América Central, África y Australasia. A los loros de las Américas a veces se les llama Nuevo Mundo y a los de África y Australasia se les llama Viejo Mundo.

Cuidados y alimentación del loro

Una jaula proporciona a los loros un refugio que saben que es su territorio en su casa. También ayuda a satisfacer las necesidades de su loro, como el control de la iluminación; lo ideal es que los loros necesiten 12 horas de luz del día y 12 horas de oscuridad.

El tamaño de la jaula varía según la especie. Todos los loros necesitan una jaula que les permita extender sus alas libremente en la jaula completamente equipada. Las especies con colas largas necesitan jaulas que sean lo suficientemente altas para acomodar la longitud de la cola. ¿Captaste la frase con todos los accesorios? Necesitas amueblar la “cueva de pájaros” de tu amigo emplumado. Investiga el mejor material para la jaula de tu especie de loro.

El Manual Veterinario de Merck ofrece las siguientes pautas generales de tamaño: 20 x 20 x 30 pulgadas para periquitos, cacatúas, tórtolas o loros; 36 x 24 x 48 pulgadas para conuros, poicéfalos, caiques, guacamayos en miniatura; 40 x 30 x 60 pulgadas para loros grises africanos, loros amazónicos y cacatúas pequeñas; 48 x 36 x 66 pulgadas para guacamayos y cacatúas grandes. El espaciamiento de las barras varía de 0.5 pulgadas a 1.5 pulgadas para las especies más pequeñas a las más grandes. Ten en cuenta que estos tamaños sugeridos son mínimos para un solo pájaro, y una jaula más grande es siempre mejor! Si decides quedarte con varios loros, prepárate para ofrecer una jaula para cada uno. Compartir una jaula, por lo general, sólo funciona para la misma especie, e incluso eso no es una garantía de que las aves se lleven bien. Nunca alojes aves juntas que muestren agresividad entre sí. Y asegúrate de que sabes el sexo de tus pájaros antes de dejar que cualquiera de ellos comparta una jaula.

Mantener la jaula limpia es crítico para la salud de tu loro. Entra en una rutina regular de tareas diarias como cambiar el papel y limpiar platos y botellas de agua y tareas semanales y mensuales como la rotación de juguetes y la limpieza profunda.

Los loros se arreglan solos, pero necesitan tu ayuda. Proporciónales oportunidades para bañarse, ya sea pasando el rato en el baño mientras te duchas o rociando agua por encima de su cabeza. Enciende la ducha y ve si tu amigo quiere echarle un vistazo o salpicar en el fregadero con el grifo abierto. Además de bañarse, otro aseo regular que su loro podría necesitar incluye adornos de pico, adornos de alas y adornos de uñas. Consulte a su veterinario aviar para recomendaciones sobre estos para su loro.

Comer como un pájaro significa cosas diferentes para diferentes especies. Los loros son conocidos por comer semillas, nueces, frutas y verduras, pero la mayoría son omnívoros más que herbívoros. Y algunos, a saber, los lory, comen néctar principalmente. Algunas especies son más propensas a las deficiencias vitamínicas y otras a la obesidad. Es por eso que una dieta equilibrada es tan importante. Nutri-Berries ofrece una dieta equilibrada que también es sabrosa e interesante para promover el forrajeo nutritivo.

Además de una dieta balanceada, los loros disfrutan de comer algunos alimentos frescos diariamente. Estos son bocadillos, así que mantén las porciones balanceadas para el tamaño de su ave. Las bayas, los plátanos, las hojas verdes y la calabaza son algunos de los alimentos saludables que se pueden usar para alimentar a los loros. Algunos alimentos que podrías considerar saludables en realidad son malos para las aves, así que haz tu tarea y consulta al veterinario si dudas de lo saludable que puede llegar a ser un alimento.

Dónde comer puede ser tan importante para algunas aves como qué comer. Las cacatúas, por ejemplo, son buscadoras de tierra y probablemente preferirían que su comida se sirva en el suelo de su jaula. Averigua cuál es el estilo de alimentación preferido de tu loro.

Personalidad y comportamiento del loro

Los loros pueden ser ruidosos o silenciosos, bulliciosos o reservados, solucionadores de problemas o relajados. ¿Suena contradictorio? Esto se debe a que los loros son individuos con personalidades individuales. Se reconocen algunas generalidades entre las especies, pero ten en cuenta que cualquier ave puede ser la excepción a una generalización.

Antes de entrar en las generalizaciones de especies, también existen diferencias basadas en la edad. Las aves jóvenes e inmaduras que son lindas y adorables pueden volverse más exigentes o incluso agresivas cuando maduran y llega la temporada de cría. Y las aves mayores pueden volverse distantes o necesitadas, dependiendo de los cambios que ocurran a medida que envejecen.

Se suele clasificar a las aves de compañía en cuatro categorías de interacción: Altamente social, social, algo social, y ¡no me toques! La mayoría de las especies pertenecen a la categoría social. Ser social no significa necesariamente que un pájaro quiera abrazarte, pero su atención es imprescindible. Las aves altamente sociales van desde los inteligentes y sensibles yacos hasta las cacatúas casi necesitadas. Las especies sociales incluyen cacatúas, periquitos, varias especies de guacamayos, amazonas, tórtolas, loros, y más. Hazles saber que son parte de su familia o rebaño, y que todo está bien. Las especies de aves que no tienen intervención manual según el selector de aves no son en realidad loros. Son pinzones, como el diamante mandarín, canarios y palomas. Colócalos en un hábitat agradable y disfruta viéndolos y escuchándolos. Por último, la categoría con el menor número de aves es la llamada algo social. Los loros Rosella forman parte de esta categoría. La interacción consistente con ellos los mantiene dóciles.

Una cosa que es común en casi todos los loros es que son desordenados. Comer para los pájaros es todo un evento, y ellos disfrutan interactuando con su comida. Eso significa que la comida se cae, se lanza, se chorrea y rebota. Además del desorden de la comida, los excrementos de las aves crean escombros. Algunas especies, como las cacatúas emiten un polvo fino de sus plumas. Poner todo esto en una jaula donde un pájaro se mueve y aletea, y es una receta para un desastre. Pero numerosas invenciones ayudan a minimizar esto y las herramientas de limpieza actuales hacen que mantener la jaula de su loro limpia sea rápido y fácil, así que no te preocupes.

Los loros son conocidos por ser inteligentes, especialmente los loros grises africanos, como lo documenta la Dra. Irene Pepperberg. Nunca subestimes la capacidad de un loro para entenderte, escapar de una habitación o alcanzar algo que el loro quiere. Las oportunidades de juego e interacción son importantes para todos los loros, ya sea contigo o con otra especie de loro. Los juguetes son críticos para los loros, especialmente los juguetes de rompecabezas, los juguetes para los pies, juguetes para destruir, espejos, campanas y más.

Sobre los loros que hablan

Uno de los rasgos más entrañables de los loros para muchas personas es su habilidad para hablar o imitar los ruidos. La habilidad vocal varía entre las especies, algunas son ruidosas, otras más silenciosas; algunas pueden aprender a hablar un idioma humano, mientras que otras sólo hablan el idioma de los pájaros. Se suele clasificar a las aves en cuatro categorías: comunicador vocal, charlatán, silbador y relativamente silencioso. Algunas especies pertenecen a más de una categoría. Sólo una especie se considera relativamente tranquila: el loro Vasa.

Echa un vistazo a este loro tan parlanchín:

Posiblemente las mejores imitaciones del habla humana son los grises africanos, las amazonas, los periquitos, las aves myna, los pericos de cuello anillado de la India y los loros cuáqueros. Sin embargo, el hecho de que una especie sea conocida como “habladora” no significa que un ave en particular hable. Todas las aves son individuos.

La mayoría de las especies son más ruidosas al amanecer y al anochecer o cuando quieren hacer llamadas de contacto con su rebaño (¡que podrías ser tú, el dueño!).

Las enfermedades más comunes de los loros

Los loros que son alimentados saludablemente en porciones apropiadas, viven en un ambiente limpio y seguro con mucho espacio para el ejercicio, y tienen mucha interacción con su dueño u otras aves de su especie, disfrutan de la mejor oportunidad de tener una vida feliz y saludable. Por supuesto, no todo en la vida puede ser controlado, y la genética puede afectar el potencial de algunas enfermedades. Por ejemplo, las cacatúas pueden ser más propensas a problemas crónicos de puesta de huevos, los loros sufren con más frecuencia de hemocromatosis y el Eclectus puede sufrir de espasmos de punción de los dedos de los pies o de aleteo.

A continuación hay una lista de algunas de las preocupaciones de salud que enfrentan los loros. Algunos son causados por problemas de nutrición, otros por virus o bacterias, otros por parásitos, otros por lesiones, etc. Consulta con tu veterinario para saber cuáles son las enfermedades que pueden afectar a tu loro, las señales que debes observar y si puedes hacer algo para minimizar los riesgos:

  1. Deficiencia de calcio
  2. Poliomavirus aviar
  3. Deficiencia de vitamina A
  4. Enfermedad del pico y las plumas de la Psitacina (PBFD)
  5. Deficiencia de vitamina B
  6. Infección respiratoria
  7. Psitacosis por obesidad
  8. Enfermedad hepática grasa
  9. Clamidiosis
  10. Maloclusión del pico
  11. Enfermedad por dilatación proventricular (PDD)
  12. Traumatismo por accidentes
  13. Aspergilosis
  14. Recogida de plumas
  15. Colocación crónica de huevos
  16. Tumores, bocios y otras afecciones relacionadas con una dieta de todas las semillas
  17. Hemocromatosis
  18. Ácaros (air-sac, escamosos, de plumas, rojos) Espasmos musculares de los dedos de los pies y de las alas.

Loros en peligro de extinción

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) realiza un seguimiento de las especies amenazadas en el medio silvestre. Algunas de las especies que se mantienen como acompañantes y que actualmente están clasificadas como en peligro de extinción incluyen: Gris africano (ambas especies, gris africano del Congo y gris africano de Timneh), amazona de corona lila, guacamayo de Lear, perico de sol, y amazona de cabeza amarilla. Muchas más especies de loros son vulnerables o están casi amenazadas, aunque algunas especies son abundantes y actualmente no se enfrentan a ninguna amenaza.

 

Mundoave ™